Cómo utilizar un USB como memoria RAM

La memoria RAM es una de las partes más importantes de una computadora, debido a que es donde se almacena todos los procesos que realiza desde el arranque hasta que se apaga el ordenador. En la actualidad es un poco raro ver equipos en el mercado que tengan menos de 4 GB de RAM, debido a que es lo mínimo con lo que un sistema operativo puede ejecutarse sin problemas.

Pero el problema es que muchos aun cuentan con equipos que tienen menos de 2 GB de RAM lo cual dificulta las tareas que se realicen. Una solución efectiva sería cambiar el equipo o solamente aumentar la RAM, pero para algunos dispositivos no funciona de esta forma. Existe un truco de Windows con el cual va a ser posible aumentar la capacidad de la memoria RAM.

Una posibilidad que casi nadie conoce en cuanto a las funciones que tiene Windows 10. Esto es ideal cuando se usan programas que tienen un alto consumo de memoria RAM como es el caso de Google Chrome o Adobe Photoshop. Uno de los requisitos es contar con la versión más reciente de Windows y con un USB que por lo menos tenga 2 GB de almacenamiento, pero que no tenga información.

¿Qué es ReadyBoost y cómo funciona?

En primera, debemos definir que este proceso no es algo que vaya a hacer que el ordenador vaya muy rápido. Es una opción que no siempre va a funcionar como uno quiere. Sin embargo, el procedimiento que se sigue es muy sencillo, de hecho, tanto que no es muy conocido.

La memoria RAM es tan sensible como uno no se puede imaginar, la función conocida como ReadyBoost permite a todos los usuarios de este sistema operativo poder aumentar la capacidad del ordenador sin tener que tocar partes claves y que fácilmente se pueden dañar. El USB desde hace mucho tiempo que se ha considerado como una de las unidades de almacenamiento más importante que existen, una función más no está mal, tambien deberias leer como recuperar archivos borrados de usb te ayudara en caso de que algo funcione mal.

Lo primero que se debe hacer es garantizar que el USB que se usará no tiene información alguna que luego no podrá ser recupera de una forma sencilla. Para poder garantizar que el USB va a funcionar en este proceso es necesario realizar los siguientes pasos:

  • El USB que se va a utilizar se debe conectar al ordenador a través del puerto USB.
  • Cuando el equipo detecta la unidad, no se abre se dará solamente clic derecho y se desplegará el menú contextual en el cual tendremos la oportunidad de poder ver todas las opciones disponibles.
  • Haces clic sobre la opción “Formatear” y se abrirá una nueva ventana emergente.
  • Se tiene que elegir el formato FAT32 y dar un formato completo para que el USB no tenga rastro de información. Tardará un poco.

ReadyBoost permite que en el sistema de archivos FAT32 sea solamente de 4 GB, mientras que en el caso de los NTFS sea superior a los 32 GB. Esto se debe tener en cuenta para poder elegir el tipo de USB y sistema de archivos que se usará.

Cómo configurar ReadyBoost

Paso 1: una vez que la unidad está lista se debe hacer clic derecho para que se abra el menú contextual. Una vez hecho esto se debe hacer clic sobre Propiedades.

Paso 2: dentro de la sección de propiedades, se debe elegir la opción que dice ReadyBoost. Se encuentra dentro de la pestaña de propiedades, muy fácil de ubicar. Una vez ahí se tiene que elegir “Usar este dispositivo” para que permita el uso de la memoria como RAM, se da en continuar.

Paso 3: se tiene tres opciones, la primera es donde no se desea usar, la segunda para dedicar una parte del almacenamiento y una más para el total de la unidad como parte de la memoria RAM. La diferencia se va a notar de inmediato.

Paso 4: se debe reiniciar el ordenador para que pueda funcionar con la unidad USB como memoria, en la cual se va a almacenar el caché de todos los procesos. Una cosa a tener en cuenta es que la memoria debe tener como mínimo 300 MB de espacio libre.